Escucha mis producciones Dance:

Buscar en este blog

Cargando...

Las coincidencias que ocurren dentro del caos de eventos que conducen nuestras ordenadas vidas.

¿Lo que son las coincidencias dentro del caos de eventos no?


En un instante, hoy a la mañana, miro la hora y diviso en el reloj de la computadora, la hora 11:11, con lo cual, y sabiendo que es solo una mera coincidencia sin responder a nada mas que eso, se le suma otra mas, y es que hoy es 08/08/2013. Si sumamos sus cifras: 8 + 8 + 2 + 0 + 1 + 3 = 22. La suma de las cifras de la fecha de hoy nos da 22, y esta es la otra coincidencia, ya que 11 + 11 = 22.

Son solo coincidencias que responden a los eventos caóticos que nos acompañan día a día. Y digo caóticos en relación a que nada está escrito, nada está predestinado, ni predefinido, ni forma parte de un designio establecido por un orden superior, ni ninguna otra formalidad de ocurrencia de sucesos. Es solo teoría del caos, ni mas, ni menos.

Es una coincidencia que quise compartir, no tanto por su numerología coincidente, sino por el hecho de que debemos estar atentos, no solo a las cosas grandes e importantes, sino también, a las pequeñas cosas, cosas "insignificantes" que, por presión de las grandes, a veces, no las podemos mirar. Pero están allí, para capturar nuestra atención, pero solo dependiendo de cuan conscientes estemos dentro de nuestro macro y micro entorno.

Algunos podrán proponer la palabra: "Sincronicidad cósmica", otros se preguntarán "¿porque el 11 se repite tantas veces en nuestras vidas?", otros mirarán el reloj y la fecha -como lo he hecho yo- y dirán: "¡Que coincidencia!", otros propondrán "ORDO AB CHAOS", con lo cual es una acepción en latín que significa, ORDEN DEL CAOS, otros pensarán en un CUBO, algunos otros ni se percatarán de estos eventos coincidentes, y se podrán sumar otros que dirán que es un designio divino, o un mensaje celestial de un orden superior, y un extenso etcétera. Pero, mas allá de su simbología, esta no deja de ser subjetiva, mientras que el caos es totalmente objetivo y absoluto, y aunque la hora y la fecha, en si mismas, respondan a un orden numérico establecido gracias a las milenarias observaciones del comportamiento de los cuerpos celestes, el hecho de que en un momento dado se observe la hora y la fecha, este acto de observación de mi parte, solo respondió al caos y no a lo que nombré arriba.

Pero, de todos modos, estar atentos tanto de lo macro, como también de lo micro, en todos los ordenes de la vida, es uno de los primeros pasos hacia la libertad de conciencia.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...