Escucha mis producciones Dance:

Buscar en este blog

Cargando...

El gato de Schrödinger y la Mecánica Cuántica, como gran ejemplo en relación al poder de percepción de nuestra propia realidad.

Según uno de los principios de la Mecánica Cuántica, llamado: "Entrelazamiento cuántico", el gato de Schrödinger esta vivo, pero también, al mismo tiempo, está muerto y tirado en el fondo de la caja. Una propiedad dual en un mismo instante de tiempo, en donde todo lo que nuestros sentidos captan como algo "sin definir", es pasible de tener dos estados. En el caso del gato, como no lo vemos, ya que se encuentra dentro de la caja, está vivo y muerto a la vez (Ver experimento de Schrödinger  dependiendo de que se haya activado (o no), gracias a la acción entrelazada de una partícula subatómica, del mecanismo que libera un gas (o no), y que mata al gato, (o no).

Entonces, todo suceso o cosa que nuestros sentidos no han captado, se encuentran, para nosotros, sin definir, es decir, que no le hemos calificado de ninguna manera. Por ejemplo, si nunca hemos visto, ni escuchado, ni olido, ni percibido absolutamente de ninguna manera, por medio de nuestros sentidos, al perro de nuestro vecino, aunque éste animal exista para el propio vecino (porque él si lo ha podido definir), para nosotros, que no lo hemos percibido, no está definido, es decir que, existe y no existe a la vez (dependiendo del punto de vista de nosotros y del vecino), y tiene un doble estado, como en el experimento del gato de Schrödinger  Pero podremos ir mas allá; y pienso que aplica para la mayoría de las personas en este mundo (por no decir a todas); que, como no hemos percibido en lo mas mínimo, por medio de ninguno de nuestros sentidos, que los extraterrestres existan (e invito a él o a ella, si es que los han percibido, que me lo demuestren con pruebas y no con evidencias), entonces hay que afirmar que la existencia de éstos seres de otros mundos, no se encuentran definidos para nosotros (la humanidad), es decir que, existen y no existen al mismo tiempo, por lo cual, la humanidad toda, no ha podido definir hasta ahora, la existencia de una posible especie inteligente fuera de nuestra madre tierra. Entonces, como su existencia no se encuentra definida en "absoluto" (esto no es relativo como el ejemplo del perro del vecino), la o las razas extraterrestres, para nosotros, la humanidad, no existen. Pero, no niego que para alguna otra raza alienígena, diferentes a la primera, y que ya estén ambas en mutuo contacto; sí existan, ya que para esta segunda raza de ETs, la primera raza existe (y viceversa), debido a que se han podido definir mutuamente, darse identidad, caracterizarse, adjetivarse, como una raza de seres inteligentes vecinos, por el solo hecho de percibirse mutuamente, por medio de sus sentidos. Pero, para nosotros, los terrestres, no existen, ni siquiera la segunda raza, ya que, nuestros sentidos no han percibido absolutamente nada de ellos, como para poder llegar a definirlas, identificarlas, darles identidad, y un gran etcétera.

Por lo tanto, la existencia de algo o de alguien, se encuentra estrechamente relacionada a la posibilidad de asignarle una definición, o no, a ese algo o a ese alguien, por intermedio de nuestros sentidos. 

Mientras nos encontremos pensando en los ámbitos de nuestro mundo, y sin ir mas lejos, por medio de nuestra conciencia, la existencia o no, de algo o de alguien, es relativa. Ahora bien, si vamos mas allá con nuestra mente, mas allá de nuestro propio patio trasero cósmico, o sea, mas allá de nuestro sistema solar, la existencia o no, de algo o de alguien, es absoluta.


No nos olvidemos entonces, que si algo o alguien, no es percibido por nuestros sentidos, entonces, relativamente no está definido para nosotros, por lo tanto, ese algo o ese alguien, simplemente no existe. De lo contrario, si a ese algo o a ese alguien lo hemos percibido por medio de nuestros sentidos, entonces lo hemos podido definir, y en consecuencia, para nuestro relativo punto de vista, ese algo o ese alguien, existe.

La existencia depende del conocer, del percibir y del definir, de que algo o alguien existe, y no simplemente del creer que existe. El creer que algo existe, en tanto que una mera creencia, carece de todo fundamento lógico y uso de razón, debido a que, el solo hecho de creer, sin haber utilizado, para tal fin, ninguno de nuestros sentidos, es como ir manejando un automóvil mirando a través de un parabrisas totalmente opaco. Para "no chocar", deberemos percibir, para luego definir, y por último poder actuar en consecuencia... y no solamente... creer.

De la Soberanía Nacional del siglo XIX, a la Soberanía Tecnológica del siglo XXI.

La palabra soberanía o soberano, proviene del Latín, por medio de la palabra "superanus", respecto de la cual, el prefijo "super" significa "encima de" o "mas de", y el sufijo "anus" significa "perteneciente a", "procedente de" o "relación a", todo lo cual, en conjunto, conforman un significado etimológico como el que sigue: "La soberanía se refiere a alguien (el pueblo) que tiene la autoridad por encima de todo lo demás"

La soberanía, es el derecho que tiene un pueblo, a elegir a las personas que serán sus gobernantes, el derecho a elegir sus propias leyes, y también el derecho a que el territorio que los contiene, les sea respetado. Este conjunto de derechos indiscutibles son los que le damos significado mediante la palabra: "soberanía", y que representa los derechos que alguien nos concede, pero también, el derecho que se tiene frente a ese alguien. O sea que, aunque tengamos por ley soberana, el derecho a transitar libremente por el territorio nacional, el de poder elegir libremente a las personas que gobernarán el país, también, nuestra soberanía pasa por el derecho reciproco, o sea, el que parte desde el pueblo, hacia aquellos gobernantes. Digamos que la soberanía, mas que un derecho, es el "Poder" que se le ha concedido democráticamente al pueblo, sobre su territorio, sus leyes y sus gobernantes, pero también a sus propias obligaciones con todo lo anterior. El pueblo es, al mismo tiempo, una especie de soberano y súbdito, debido a que, a partir del pueblo se crea y a la vez se recibe soberanía, según lo explicado mas arriba.

Pero, ¿de que manera podríamos concebir a la Soberanía Tecnológica?

Ni mas ni menos que, de la misma manera en la que se define a la Soberanía Nacional, en donde el pueblo de un país, es el que da, pero a la vez, es el que tiene el poder (derechos y obligaciones recíprocos) respecto de las tecnologías de una nación, en todas sus innumerables variantes.

Una nación tecnológicamente soberana, debe seguir todos y cada uno de los ideales independentistas que hicieron de nuestro país, allá por el siglo XIX, un pueblo libre, independiente y soberano, gobernándose a si mismo, sin tener que estar sometidos, política, económica y tecnológicamente por otro país.

Entonces, ¿como podría ser un buen ejemplo de un país tecnológicamente soberano?

Pues, desde mi punto de vista, la Soberanía Tecnológica, en primer lugar, debe comenzar, con iniciativas desde el estado nacional (ya las hay y muy fuertes), que se transformen luego, en la aplicación de políticas tendientes a que todas las tecnologías que se encuentren relacionadas directamente con la privacidad de las personas dentro de una nación soberana, no viole este principio tan ansiado.

El pueblo (estado) debe tener el poder por sobre las tecnologías que administran su propios datos, y no los gobiernos y las corporaciones, y menos aun, que estas últimas sean transnacionales.

Por ello, un país tecnológicamente soberano; y en relación al derecho inalienable e indiscutible que tiene un pueblo sobre su seguridad y su privacidad en el mundo digital; pienso yo que se debe basar en lo que mencionaba mas arriba, o sea, en tener, desde el estado, una tendencia constante, en dirección a que la soberanía tecnológica se equipare a la soberanía nacional, y también, en relación a que, aquellas políticas de estado, aplicadas y enfocadas específicamente, y como primera medida, a resguardar la seguridad y la privacidad de los datos de su pueblo, sean, indefectiblemente, un hecho, y en el corto plazo, debido a lo que todos ya conocemos respecto del caso de Edward Snowden, contratista de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de América).

Y como ejemplo, un país tecnológicamente soberano, a mi entender, debe tener las siguientes características, respecto de su infraestructura tecnológica:

En lo que respecta a las empresas transportadoras del servicio de internet, o también llamadas Carriers, estas son los que proveen de dicho servicio en dirección hacia un nivel mas bajo de empresas de comunicaciones, las llamadas: ISP (Internet Service Providers o Proveedores del Servicio de Internet). Estos Carriers, como por ejemplo, Telmex, Global Crossing, Impsat, Iplan y otros, son los encargados de proveer y administrar los routers (y otros equipos activos) de su propiedad, para que el servicio de internet funcione bajo ciertos aspectos de seguridad, de ruteo inteligente de los paquetes de datos, del rearmado eficiente de estos en el destino, de la constante innovación de aquellos equipos activos como routers, switches, media converters, y la infaltable certificación de sus cables, tanto los de fibra óptica, como los ethernet. Estos carriers son los poseedores del control absoluto de la red de redes, ya que a través de ellos pasa el 100% de las comunicaciones de datos (terrestres y marítimos, obviando por ahora, las conexiones satelitales).

En un nivel mas abajo, que aquellos "dueños de internet", se encuentran los ISP, o sea, las empresas proveedoras del servicio de banda ancha, a los usuarios finales (como usted y yo). Como por ejemplo, Telecom, Telefónica, y un gran abanico, dependiendo de cada país. Y aquí surge otra cuestión, y es de que, cada país posee, en su interior, a los ISP's o proveedores de internet pudiéndolos llegar a controlar de alguna manera soberana, pero a los Carriers no (en principio).

Por lo tanto, bajo este pequeño panorama, de quién es quien, en relación al tráfico dentro de la red internet, puedo afirmar que la soberanía tecnológica no será una realidad al 100%, hasta el momento de aplicar políticas de estado, para que, el estado mismo (o sea, el pueblo soberano) sea el que tenga el "poder" respecto (no de las corporaciones Carriers), sino que, solo de los puntos de accesos de sus servicios hacia y desde dentro de un territorio soberano.

Un estado soberano que, en lugar de aquellos Carriers, tenga el total control y administración, únicamente de los routers y demás equipos activos, los cuales sean un punto estratégico de ingreso y egreso de las transmisiones de datos, hacia y desde un territorio de un país, estará dando un gran salto para acercarse mas, en dirección a la Soberanía Tecnológica. Pero, de todos modos, esto recién comienza, ya que no nos debemos olvidar que, no solo de quienes administran las transmisiones de nuestros datos, sino también de quienes y donde los almacenan, al utilizar la nube (carpetas en la nube, emails, redes sociales, chats, webs, etc.). Este es otro gran tema.

Con la "nube", tenemos una aparente tranquilidad de que, nuestros datos, además de que podamos accederlos fácilmente desde cualquier parte del mundo, de pensar que estén mas a salvo que en nuestras casas (esto respecto de miradas externas y no de daños por siniestros), de que no serán vistos por nadie mas que nosotros mismos, de que no serán comercializados a terceros, de que no serán accedidos por gobiernos a través de la utilización de alguna API secreta (Interface de Programación de Aplicaciones) provista por las corporaciones que ofrecen el servicio de nube o también llamado, Cloud Computing. Pero esa aparente tranquilidad se esfuma al momento de ser conscientes de la idea; sumada a que nuestros datos sean enrutados mediante routers transnacionales de propietarios internacionales; también se están almacenando bajo el dominio legal y tecnológico de países extrangeros.

Pero esto no queda allí, ya que, si bien el mundo se dirige inevitablemente hacia la utilización de software bajo licencia GNU (Licencia para Público en General) y no hacia el uso de software bajo los "contratos" de usuarios únicos y finales, representados por la conocida sigla CLUF, todavía falta mucha concientización de los innumerables beneficios de la utilización de software libre bajo licencias GNU y no así del software privativo, bajo licencias tipo CLUF, pero se va caminando, con acompañamiento global, a paso fuerte y decisivo  en esa dirección, conformando éste, el tercer escalón (además de lcontrol sobre los Carriers y sobre la nube) para alcanzar la tan ansiada Soberanía Tecnológica.

¿Que sería bueno proponer para que la Soberanía Tecnológica de nuestra nación, sea alguna vez, un hecho?

Primero que nada, tenemos que pensar que, si bien el llegar a controlar los equipos activos, o sea, los routers de ingreso y egreso de las comunicaciones hacia y desde el territorio nacional, es, en relación a los demás aspectos, lo mas "fácil" de hacer mediante políticas estatales; no así, el cambiar de un día para el otro, todos nuestros datos alojados desde hace muchos años, en los servidores de otros países, el mudar "nuestros" servicios de correo y mensajería, sabiendo que perderemos las direcciones de email y chat que nos representan ante nuestros -a veces- innumerables contactos, sin olvidarme de nuestra presencia en las redes sociales mas importantes del mundo. Y no por el hecho de que sea difícil el proceso de automigración en sí, sino, porque las empresas que nos "proveen" ese espacio de almacenamiento, el servicios de mensajería, y el de red social, se encuentran físicamente en otros países. Principalmente en Estados Unidos y en Europa, en ese orden.

Por lo tanto, para llegar a ser un pueblo soberano tecnológicamente, es necesario ir tomando decisiones (si es que ya no están tomadas) respecto de estos tres temas planteados mas arriba: el del control de los equipos activos de los Carriers como puntos únicos y estratégicos de ingreso y egreso de las comunicaciones hacia y desde nuestro territorio  el de continuar promoviendo el uso de software con licencias GNU (y esto ya se está haciendo y con mucha fuerza), como todo software basado en el Sistema Operativo Linux, y no así en tecnologías privativas. Y también, el no menos importante tema del alojamiento de nuestros datos fuera de nuestro territorio soberano.

Pero, esto último, el de tener una infraestructura de nube con base física en nuestro país, es un desafío muy grande, ya que para ello se nos presentan dos opciones, creo yo; una es el que las grandes corporaciones como Facebook, Google, Twitter, Microsoft, Apple, y otras del mismo estilo, puedan, de alguna manera, muy sujeta a debate, llegar a instalar sus grandes granjas de servidores dentro del territorio nacional y con ello "garantizar" que los datos que generen los argentinos se guarden en la Argentina (pero accesibles por nosotros desde el mundo) y no en EE. UU. o en Europa, aunque, de todos modos, si bien esta primera opción no garantiza que nuestros datos puedan llegar a se "mal direccionados" desde el territorio argentino hacia afuera, sí podemos asegurarnos de que si a esta primera idea la complementamos con el control, por parte del estado, de los routers de las corporaciones Carriers, este tráfico, desde las posibles y futuras infraestructuras cloud de aquellas compañías, hacia "afuera", no debería suceder. Y la otra opción radica, desde mi punto de vista, en que se promuevan las inversiones nacionales para que podamos tener nuestros propios Googles, Facebooks, Twitters, y un gran etcétera. Esto tampoco es soplar y hacer botella de un día para el otro, pero que sobra cerebro y dinero para llevarlo a cavo, estoy seguro. De todas maneras, esta última opción conlleva la necesidad de automigrar todos nuestros datos alojados en carpetas cloud, nuestros mails de proveedores internacionales, nuestros contactos, nuestras propias direcciones de mails, etcétera.

Por lo tanto, entre aquellas dos opciones planteadas -en el párrafo de arriba a este-, mi parecer es que; teniendo primero la tranquilidad de que los puntos de ingreso y egreso de las comunicaciones, hacia y desde nuestro territorio nacional, específicamente de los equipos inteligentes llamados routers, estén siendo administrados y controlados como resultado de políticas de estado, y no por corporaciones internacionales; la opción mas viable, a mi parecer, pero remarco que a mediano plazo, es la primera (cloud local de las mismas corporaciones internacionales) ya que el movimiento de nuestros datos a otras plataformas, sería una desconexión abrupta de este mundo tan globalizado. Con el control soberano de los routers de los Carriers y la implementación del cloud local (apuntando a la soberanía) de las mismas compañias extranjeras que utilizamos hoy en día, garantizaríamos el no desconectarnos del mundo, y que nuestros datos estén -estadísticamente- un poco mas "a salvo", no solo de gobiernos, sino de individuos con manos indiscretas. Con esto, nuestra vida digital estaría protegida y dentro del territorio nacional. Sin olvidarnos, por supuesto, de nuestras máquinas locales, teniéndolas no solo protegidas con firewalls, programas antivirus, antispyware, antitroyanos, etcétera, sino también con sistemas operativos de licencia GNU.

De cualquier manera, la segunda opción, la de crear servicios cloud nacionales (en todos los aspectos de la vida digital), prescindiendo de los internacionales, es factible ir aplicándolos de a poco y a la par de lo detallado en la primera opción. Pero, en este punto, ya manda la diosa mercado, debido a que estas nuevas empresas locales deberán competir con aquellos gigantes internacionales.

Y respecto de las conexiones satelitales, pienso que aplicaría lo mismo que con los Carriers, ya que, si bien el acceso o medio de comunicación, no es físico, sino, mediante frecuencias de radio, los routers receptores de las mismas, como los routers de los Carriers, también son controlables.

En definitiva, el tender a ser un pueblo soberano, tanto en el mundo físico, como en el mundo virtual, es un claro paso hacia la libertad de los pueblos, ya que, no solo pasa por tener libertad de conciencia, o tener libertad psicológica, etcétera, sino que también pasa por tener la libertad de ser dueños de nuestra propia privacidad y seguridad.



Las coincidencias que ocurren dentro del caos de eventos que conducen nuestras ordenadas vidas.

¿Lo que son las coincidencias dentro del caos de eventos no?


En un instante, hoy a la mañana, miro la hora y diviso en el reloj de la computadora, la hora 11:11, con lo cual, y sabiendo que es solo una mera coincidencia sin responder a nada mas que eso, se le suma otra mas, y es que hoy es 08/08/2013. Si sumamos sus cifras: 8 + 8 + 2 + 0 + 1 + 3 = 22. La suma de las cifras de la fecha de hoy nos da 22, y esta es la otra coincidencia, ya que 11 + 11 = 22.

Son solo coincidencias que responden a los eventos caóticos que nos acompañan día a día. Y digo caóticos en relación a que nada está escrito, nada está predestinado, ni predefinido, ni forma parte de un designio establecido por un orden superior, ni ninguna otra formalidad de ocurrencia de sucesos. Es solo teoría del caos, ni mas, ni menos.

Es una coincidencia que quise compartir, no tanto por su numerología coincidente, sino por el hecho de que debemos estar atentos, no solo a las cosas grandes e importantes, sino también, a las pequeñas cosas, cosas "insignificantes" que, por presión de las grandes, a veces, no las podemos mirar. Pero están allí, para capturar nuestra atención, pero solo dependiendo de cuan conscientes estemos dentro de nuestro macro y micro entorno.

Algunos podrán proponer la palabra: "Sincronicidad cósmica", otros se preguntarán "¿porque el 11 se repite tantas veces en nuestras vidas?", otros mirarán el reloj y la fecha -como lo he hecho yo- y dirán: "¡Que coincidencia!", otros propondrán "ORDO AB CHAOS", con lo cual es una acepción en latín que significa, ORDEN DEL CAOS, otros pensarán en un CUBO, algunos otros ni se percatarán de estos eventos coincidentes, y se podrán sumar otros que dirán que es un designio divino, o un mensaje celestial de un orden superior, y un extenso etcétera. Pero, mas allá de su simbología, esta no deja de ser subjetiva, mientras que el caos es totalmente objetivo y absoluto, y aunque la hora y la fecha, en si mismas, respondan a un orden numérico establecido gracias a las milenarias observaciones del comportamiento de los cuerpos celestes, el hecho de que en un momento dado se observe la hora y la fecha, este acto de observación de mi parte, solo respondió al caos y no a lo que nombré arriba.

Pero, de todos modos, estar atentos tanto de lo macro, como también de lo micro, en todos los ordenes de la vida, es uno de los primeros pasos hacia la libertad de conciencia.


Dos libros, dos novelas, dos realidades innegables.


Para los que estén al tanto -y también para los que no lo estén- respecto de las leyes S.O.P.A (Stop Online Piracy Act), A.C.T.A (Anti-Counterfeiting Trade Agreement), P.I.P.A (Protect IP Act), Proyecto PRISM (Revelado por E. Snowden) y los demás temas relacionados con nuestra privacidad, libertad e independencia tanto en la vida virtual como también en la vida real, con la seguridad de la información y la seguridad informática -que son dos cosas diferentes-, con los virus existentes y muy reales dedicados al cyberespionaje, con la construcción de infraestructuras informáticas de muy alta tecnología, para espiar a todas las comunicaciones mundiales, con las puertas traseras o backdoors puestas en programas de computadoras que podemos llegar a usar sin saberlo, con el control secreto de las bolsas de comercio -y del sistema financiero en si-, con el trabajo que está llevando a cabo la red de Cyberactivistas Anonymous, con el recién descubierto proyecto PRISM (para MIRAR digitalmente a cada persona de la tierra) publicado por un ingeniero contratista de la CIA (Edward Snowden), y un gran etcétera; todo lo cual está estrechamente relacionado -yo diría a un 99,9%- con lo que he plasmado en mis dos primeros libros (novelas): "El Centinela Digital" y "Annon y la Cárcel de Cristal" (y dentro de poco, en mi tercera novela: "Annon y el Enigma del Fénix").

Si te interesa saber mas a fondo como nos podrían estar espiando, pues consigue mis libros aquí: 


¿Cadenas de oración para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo?. Y si ese alguien muere. ¿Porque los mismos dicen: Dios lo tenga en la gloria, Dios, por algo así lo quiso?

Aviso: este escrito es para personas libres de dogmas religiosos. Si eres un religioso sin poseer un base mínima de apertura mental, por favor trata de no leer lo que sigue, ya que podré herir tus sentimientos, lo cual, no es para nada mi intención. Solo escribo mis creencias como un Deísta más, de entre tantos.


¿Cuando será el momento que que se genere, en este maravilloso mundo, una gran explosión de conciencia y uso de razón?
¿Porque será que la gente continúa enceguecida por ciertos dogmas?
¿Quien o que es lo que mantiene al ser humano encadenado en la hipocresía?
¿Que tan difícil es para una mente humana discernir que es lógico, y que no lo es?
¿Porqué ésta raza de seres inteligentes o simios evolucionados, o también llamados Homo Sapiens Sapiens, no alcanzmos la maduración de la conciencia y de la razón?

Por supuesto, y estoy convencido, de que todo el mundo utiliza la razón, ya que el raciocinio es, diría yo, la única base para poder identificarnos como animales superiores, como Homo Sapiens Sapiens, o también como seres sensibles, sociables; que modifican el entorno a su antojo; que crean reglas de vida y de muerte; que impulsan el desarrollo de la humanidad hasta límites que a veces rozan con la ciencia ficción o con las utopías; que crean sendos sistemas -eficientes algunos y otros no tanto-, de enseñanza-aprendizaje formal; que crean leyes y sistemas penales para que los que hayan obrado mal en la vida, paguen por sus actos, como así también, para que los que obran bien, sean recompensados, o al menos, protegidos; que logran elevarse mentalmente, tan alto, que a veces pareciera que las barreras no existiesen y el límite sea su propia imaginación; que crean ciudades y tecnologías para hacernos una vida mas acorde a nuestra evolución, ya que si evolucionamos hacia la razón, debemos tener un paralelismo con nuestra comodidad, con nuestra seguridad, con nuestra salud, con poder cubrir nuestros deseos básicos existenciales, y sin llegar a convertirnos en "humanos light". El ser humano es un ser grandioso.

Pero, con todo lo anterior, a nuestras espaldas de sabiduría y raciocinio, nos encontramos ante hechos, sucesos, eventos, circunstancias -o llamémosle como querramos-, de la vida, que somos espectadores de la mas absoluta irracionalidad, del mas puro despojo de uso de razón, del olvido casi total, de que existe una característica innata en el ser humano -muy relacionada a la razón- que se llama: lógica. Somos espectadores en primera fila, de premisas irracionales y acepciones desapegadas de toda lógica, provenientes de ciertas personas que deberían usar la razón en lugar de un dogma esclavizante para darle sentido a sus vidas, ya que si observamos dentro de su propio entorno, vemos individuos actuando en todo tipo de actividades del saber, vemos a personas que, al menos, han completado sus estudios secundarios, y mucho mas. Entonces, aquellas premisas irracionales, llevarán, indefectiblemente a conclusiones irracionales.

En este caso, no me voy a referir a lo irracional de las guerras, a los actos de violencia cotidiana, al grave despojo de empatía que sufren muchas personas hoy en día. No, no me voy a referir a ello, no me voy a poner a hablar de lo que todos los días es muy evidente y triste, y que cada uno de nosotros debemos poner un poco -si, aunque sea un poco-, de nuestra luz, de nuestro propio ser, de nuestra propia divinidad interior, que es nuestro Yo mismo, para poder llegar a reconfortar la vida de alguien que lo necesite, aunque esto sea mínimo y que este hecho solo quede en los recuerdos, tanto en los de ese ser necesitado, como en los de uno mismo, sin ninguna otra ventilación social, porque el poder reconfortar a alguien que lo necesite, por nuestro propio Yo, es un acto divino, pero proveniente desde dentro de la Naturaleza humana.

Entonces, no me voy a referir a ello; sino que, voy a escribir sobre una de las frases cargadas de deseos dogmáticos mas absurdas, irracionales e ilógicas que he escuchado y leído. Ya que, el ser humano es, por naturaleza, un ser que siempre espera una recompensa, ya sea, porque la silla en que esté sentado -siendo que por construcción, ésta es incómoda- trate de que la comodidad afecte -de algún modo misterioso- su construcción, y ésta le devuelva, como recompensa, el amoldarse a su cuerpo y devolviéndole su comodidad... pero eso no va a ocurrir, ya que, intente lo que se intente, la incomodidad estará allí, siempre. El ser humano, como animal superior, así como todos los demás animales, necesitan una recompensa, bien para su ego, o bien para sus instintos, respectivamente. O sea, ante una determinada situación, se genera un deseo, el cual se debe cumplir a como dé lugar. El ego, en los humanos, nos pide un urgente reconocimiento de los demás hacia nosotros, haciéndonos mas irracionales, y olvidándonos que existen... los demás. El instinto en los animales, se da, pura y exclusivamente para su propia supervivencia y de su especie.

Por lo cual, y a estas alturas, se estarán preguntando, ¿a donde quiero ir con lo dicho? y, ¿cual es esa frase ilógica? Pues bien, a lo que quiero ir es que, ese ego sin reconocimiento -en el ser humano-, o ese instinto no dominado, o bien no satisfecho -en los animales-, conlleva en el hombre -si no se lo aprende a manejar-, a ciertos comportamientos irracionales, y en los animales, a los esperados comportamientos que les dicta su naturaleza. Con lo cual, he aquí la frase, y que, si bien ciertos seres humanos, al concebirla, piden, desean, imploran y hasta inquieren, que se cumpla; al momento de que esta se cumpla o no, la recompensa, aunque sea positiva o negativa... les da lo mismo... como si se borrara de un plumazo su uso de razón, su lógica... su "humanidad sapiens sapiens". La frase mas ilógica que he leído y escuchado es similar a la siguiente:

"Cadenas de oración para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo. Ese alguien enfermo muere. Luego, los mismos dicen: Dios lo tenga en la gloria, Dios así lo quiso."


Con esta frase, y sin importar cual sea el desenlace de esa persona enferma, pareciera que la lógica silogística no tuviera cabida, como si esta frase, o este tipo de frases, fueran un gran agujero negro que se traga todo pensamiento lógico que quiera verificarla o bien refutarla. ¡No hay recompensas, pero igual la aceptan!

Yo no puedo entender -digamos que lo entiendo muy bien, pero me sorprende-, como es que las personas que crean dichas falacias aristotélicas, luego de afirmar y compartir socialmente, y durante mucho tiempo, la frase: "Elevemos en cadena, una oración para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo", y cuando, por desgracias de la vida y de la naturaleza, esa persona enferma muere, aquellas mismos individuos, que pedían aquello a Dios, ahora puedan llegar a decir o a afirmar, y con convicción, la siguiente frase: "Bueno, Dios así lo quiso, y por algo hace las cosas. Que Dios lo tenga en la gloria". 

¿Donde está la recompensa luego de tantas oraciones y súplicas? ¿Porque aquellos que rezaron tanto y tanto tiempo por la salud de una persona, al no tener recompensa sobre lo fervientemente solicitado, debido a la muerte de ésta, no quedan, de alguna manera, pensando que esas suplicas no han sido escuchadas, por lo tanto, no deberían estar, igualmente satisfechos, diciendo: "Dios así lo quiso y que lo tenga en la gloria"? ¿No deberían estar enojados por no haber obtenido su recompensa? ¿Enojados con aquel, a quien le fueron elevadas millones de súplicas, sin que Él les respondiera devolviéndole con la mejora de la salud a esa persona en desgracia? ¿No los hace pensar, siquiera por una millonésima parte de un segundo, en que algo ha salido mal?

Entonces, ¿que es lo que falla en esas mentes que no logran observar la realidad? Desde mi punto de vista, no les falla nada. Sino que, alguien o algo les ha fallado a ellos, y desde que nacieron, de tal manera que no logran quitarse las vendas de los ojos para mirar en lugar de ver. El problema, es que, siendo animales racionales -Homo Sapiens Sapiens-, no logren llegar a comprender algo tan ilógico como el concepto de Dios con forma humana, que está en todos lados, que todo lo ve, que todo lo puede, que todo lo sabe y entiende, siendo que este tipo de frases sin recompensas las repiten años y años, sin que la lógica los despierte de una vez por todas. 

Y ya me estoy imaginando otra respuesta, de estas personas dogmatizadas, y que es la siguiente: "Seguramente esa persona no pudo curarse y se murió por la obra de Satanás, quien no dejó que se escucharan nuestras plegarias". Si, Satanás tiene muchos nombres, como el diablo, lucifer, nosferatus, el ángel caído, belcebú, algunos lo relacionan con baphomet, o como quieran llamarle. Pero, al igual que el concepto de Dios antropomorfo, que representa todo lo bueno que hay en el hombre, el concepto del mal es simbolizado por las figuras de los nombres antes descritos. Pero Dios y el diablo con forma humana, no son mas que personajes de ficción, conceptos milenarios, para representarnos a nosotros, los humanos, con nuestra maldad y nuestra bondad inherentes. ¡Maldita la hora en que se tomaron literalmente las sagradas escrituras!

Por ello, ¿quienes les ha fallado, desde su nacimiento, a estas personas dominadas por el dogma religioso? ¡Las religiones!. Pero no todas, sino las que no practican la auto-observancia, la introspección, el buscar a Dios en el interior a uno mismo y no buscándolo mirando hacia el frente dentro de una iglesia, el conocerse a si mismo para luego conocer a los demás, etcétera.

El adoctrinamiento, ese adoctrinamiento dogmático para que, desde niños, solo debamos creer en lo que no percibimos, ni percibiremos nunca, con nuestros sentidos, hasta el día de nuestra muerte, es el que hace que ciertas personas se lleguen a realizar repetitivamente aquellas preguntas planteadas arriba, aunque las mismas nunca tengan recompensa alguna, y estén desprovistas de toda lógica y raciocinio. El adoctrinamiento encarcela la psiquis humana. Y, por lo menos, si hablamos de padres que se encuentran encarcelados, esclavizados por la religión y su dogma, que usen la razón para no dejar que a sus hijos les pase lo mismo. Déjenlos elegir, cuando ellos puedan discernir con uso de razón, ¿que es lo mejor para ellos?, ¿el uso de razón o el dogmatismo religioso?, ¿el creer en alguien del que no se tienen pruebas de que exista o el de creer en alguien del que si se tienen pruebas, y muchas porcierto... en nosotros mismos?.

Y volviendo a la frase, que le da el título a este post, le voy a realizar una prueba lógica silogística para verificar la veracidad o falsedad de la misma:


Frase:

"Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo; pero, ese alguien muere; de todos modos dicen: Dios lo tenga en la gloria, Dios así lo quiso".

Análisis.

Partimos de las siguientes definiciones:

p =  "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo"
q =  "ese alguien muere"
r =  "Dios lo tenga en la gloria, Dios así lo quiso"

Utilizamos los siguientes símbolos lógicos:

==>       Esto se nombra: "implica que"
---------- Esto se nombra: "entonces o concluimos que"
N            Esto se nombra: "no" negación.

(1) Si aplicamos el método o regla de inferencia llamada "Silogismo Hipotético" obtenemos la siguiente conclusión lógica:

p ==> q -----> PREMISA 1: "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo==> "ese alguien muere"
q ==> r -----> PREMISA 2: "ese alguien muere" ==> "Dios lo tenga en la gloria, Dios así lo quiso"
-----------
p ==> r 

-----> CONCLUSIÓN de acuerdo al "Silogismo Hipotético": "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo" ==> "... Dios lo tenga en la gloria, Dios así lo quiso". 

Por este razonamiento la frase, NO tiene fundamento lógico.


(2) Si aplicamos el método o regla de inferencia simple llamada "Modus Ponens", obtenemos la siguiente conclusión lógica:

p ==> q -----> PREMISA 1: "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo" ==> "ese alguien muere"
p  ----->        PREMISA 2: "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo"
-----------
q  

-----> CONCLUSIÓN de a cuerdo al "Modus Ponens": "... por la Plegaria... ese alguien muere".

Por este razonamiento la frase adjuntada al comienzo de este post, NO tiene fundamento lógico.


(3) Si aplicamos el método o regla de inferencia simple llamada "Modus Tollens", obtenemos la siguiente conclusión lógica:

p ==> q -----> PREMISA 1: "Plegaria para pedir a Dios la recuperación de alguien enfermo" ==> "ese alguien muere"
N q           -----> PREMISA 2: "ese alguien NO muere"
-----------
N p  

-----> CONCLUSIÓN (p) de a cuerdo al "Modus Tollens": "NO hay que hacer una plegaria para pedir a Dios por la recuperación de alguien enfermo". 

Por este razonamiento la frase adjuntada al comienzo de este post, SI tiene fundamento lógico.


De todos modos, mas allá de las pruebas lógicas, las personas que no tienen un mínimo de apertura mental, no darán crédito a ninguna de estas palabras, continuando sus vidas en un mar de mentiras hacia si mismos y hacia sus seres queridos, con el dogma cubriendo sus ojos, con sus ilusiones por el piso, con sus plegarias no correspondidas, y con un largo etcétera.

Mientras que las personas desprovistas de todo dogma, serán personas con una libertad psicológica que los haga crecer en su propio interior y en la relación con los demás. La libertad psíquica no tiene precio, no se compara con nada. 

¿Será posible que, algún día, las religiones comiencen a reconciliarse con la razón y con la lógica, en lugar de sostener lo insostenible? Espero que si.

Nelson J. Ressio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...